PHOENIX — La música, las luces, los regalos, las reuniones familiares, es temporada festiva y no hay manera de ignorarla. Así como no hay manera de ignorar la ausencia de un ser querido que partió para siempre.

Varias Navidades y otros días festivos estuve sin mi papá, aunque siempre estuvo allí de alguna manera, pero este año duele el saber que tampoco recibiré su llamada.

Mis papás se separaron cuando yo tenía alrededor de cinco años, así que siempre viví con mi madre. Fueron muchas Navidades que pasé sin mi papá, pero siempre estuve en contacto con él.

A pesar de que él estaba en México y yo aquí en Arizona llevábamos una buena relación. Nuestra relación era más de amigos, siempre me sentí a gusto con él, nunca sentí que le tenía que esconder cosas.

Así que cuando él decidió venir a vivir a Phoenix, aprovechamos cada día juntos, íbamos a todos lados juntos y disfrutábamos el tiempo juntos.

La Navidad nunca ha sido mi favorita, pero cada año, aunque mi papá no estuviera conmigo, nunca faltaba la llamada para decime “Feliz Navidad”. Y cuando estuvo aquí siempre me daba el abrazo de Navidad.

Este año va a ser diferente ya que mi papá ya no está conmigo de nuevo, y ahora sin la posibilidad de una llamada.

RELACIONADO: A 33 años después de la pérdida de su padre, una mujer del Valle dice “vivirlo en los milagros diarios”.

Mi papá decidió irse a vivir a Chihuahua en junio 2019. Llevaba varios años enfermo cuando se fue a México, tenía que traer con un tanque de oxígeno porque fumó por 50 años, pero se veía fuerte a pesar de sus enfermedades.

Él quería ir a ver a todos sus hermanos porque tenía casi 20 años sin verlos, antes de irse dijo que quería morirse en su rancho.

Eran las 7:30 de la mañana del 8 de septiembre del 2019 cuando sonó mi teléfono y era mi primo de Chihuahua para decirme que mi papá acaba de morir. 

Sentí que el mundo me daba vueltas y lo peor para mí todavía estaba por venir. El tener que decirles a mis hijas que su abuelo (Lito como ellas le decían) estaba muerto, fue lo peor de este mundo.

Todos los días pienso en él, quisiera escuchar su voz y poder decirle que lo quiero tanto, que lo amo. Porque se fue sin que yo se lo pudiera decir. Tampoco le pude dar las gracias por querer a mis hijas y ayudarme con ellas y tantas cosas más.

Aparte de ser mi primer Navidad sin él también fue mi primer cumpleaños sin él.

RELACIONADO: El último regalo de mi padre nos da fuerza para seguir adelante

Todo el día espere su llamada como cada año que me decía “Mija, ¡feliz cumpleaños! Le debo el regalo, ya sabe que soy pobre y de familia numerosa” me decía, jajaja

Dicen que le dio un stroke así que creo que no sufrió. Lo bueno que alcanzó a convivir con sus hermanos y se murió en su rancho como él quería.   

Mientras que yo, trato de no pensar en el día que lo enterramos, prefiero imaginarlo vivo, sonriente y de carrillero como él era. No pasa un día sin acordarnos de alguna frase o dicho que él decía.

Aunque se nos fue muy pronto estoy agradecida con Dios por haber compartido todos estos años con él. Y sé que desde el cielo él nos cuida.

El haber perdido a mi papá así, tan de repente, me enseñó que tengo que apreciar más los momentos con mis hijas, con mi esposo y con mi madre y tratar de decirles cuanto los quiero antes de que sea tarde.

Con respecto a esta Navidad, espero recordar los buenos momentos que pasamos con mi padre y que el estar en familia nos ayude a aliviar un poco el dolor de no tenerlo con nosotros.

Escrito especial de Celene Villa para 12 News en español. 

Para más contenido en español, visite 12News.com/espanol

Únase a nuestro grupo de Facebook 12 News en Español

Descargue la aplicación 12 News KPNX para recibir notificaciones en español:

iPhone: http://12ne.ws/iphone
Android:
http://12ne.ws/android