Dicen por ahí que después de las tormentas y actividad de monzón, vienen los dolores de cabeza.

Hablamos con la doctora Natasha Bhuan que esa molesta presión que sientes en la cabeza viene del cambio de presión atmosférica que sucede durante esta temporada del año.

Hay mucha lluvia, relámpagos, polvo e incomodidad cuanto llegan las tormentas. Las tormentas de verano traen consigo efectos secundarios que son indicativos de migrañas.

“La gente siente un fuere y palpitante dolor, hasta presión al lado de su cabeza”, agregó.

La doctora Natasha Bhuyan dice que si usted siente es dolor de cabeza después de la tormenta, es absolutamente normal.

“Vemos lo que nosotros llamamos, migraña monzón, así que siempre que hay una baja de presión barométrica, el número de pacientes con migrañas aumenta” agregó Bhuyan.

La actividad de monzón cambia la presión atmosférica causando migrañas y la mitad de ellos se dice son causados por los cambios climáticos”, mencionó.

Dice que no hay muchas formas de evadir las tormentas en Arizona, pero que hay que monitorear los síntomas.

“Cuando el polvo empieza, muchos pacientes vienen y dicen que hay mucho polvo, que quizá tengan una congestión nasal, presión detrás de sus ojos y tienen un dolor de cabeza que sientes que les están presionando, creen que tienen sinusitis y solo tienen una migraña”, dijo Bhuyan.

La doctora dice que usted no está loca, que es común durante esta época del año un aumento en quejas.

“Si usted cree que tiene migraña o sinusitis, si cree que es un dolor de cabeza por tensión, es bueno que vea a su doctor, ya que los tratamientos son diferentes para todos ellos”, explicó.

Así que verificamos que los monzones y las migrañas hace los veranos mucho más dolorosos, pero hay pasos preventivos a tomar para calmar el dolor. Otra medida es monitorear los reportes climáticos para saber cuándo va a llegar la tormenta, tomar bastante agua y dormir bien. De esa manera toma sus precauciones y trata de evitar las migrañas de monzones.