x
Breaking News
More () »

Phoenix's Leading Local News: Weather, Traffic, Sports and more | Phoenix, Arizona | 12NEWS.com

VERIFY: ¿Se puede acusar a Trump después de dejar el cargo? Si es así, ¿cuál sería el punto?

Sería un movimiento sin precedentes si esto sucediera, con muchos escenarios posibles desconocidos. Esto es lo que pudimos averiguar.

WASHINGTON — La Cámara ha redactado una resolución de juicio político, acusando al presidente Donald Trump de “incitación a la insurrección”. 

Pero el Senado, que actualmente está dirigido por republicanos, ha indicado que se tomarán su tiempo para aceptar los artículos del juicio político si se aprueba en la Cámara. Eso significa que probablemente seguirán pendientes una vez que Trump deje el cargo.

Pero, ¿el proceso puede continuar una vez que Trump deje el cargo? Y si es así, ¿cuál es el punto? Esas son las preguntas que se hacen actualmente a medida que la Cámara avanza con el segundo juicio político de Trump.

LA PREGUNTA

¿Puede el proceso de juicio político continuar avanzando una vez que Trump deje el cargo? Si es así, ¿cuál sería el logro del juicio político?

LA RESPUESTA

La medida, al menos cuando se trata de presidentes, no tiene precedentes y, por lo tanto, hay muchas incógnitas. Aún así, el precedente establecido en los casos de juicio político de jueces indica que el proceso puede continuar. Y el objetivo final de eso sería evitar que se postule nuevamente para un cargo.

LO QUE ENCONTRAMOS

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso del 2019 incluye una breve sección sobre el juicio político después de que una persona deja el cargo. En un caso, el secretario de Guerra William W. Belknap renunció dos horas antes de que la Cámara lo impugnara. No obstante, el Senado llevó a cabo un juicio en el que finalmente Belknap fue absuelto.

Durante el juicio, el abogado de Belknap se opuso al juicio sobre la base de que Belknap era un ciudadano privado después de su renuncia, alegando que estaba fuera de la jurisdicción del Senado. El Senado votó sobre el tema y la mayoría de los senadores creían que el juicio aún estaba dentro de su jurisdicción. Eso presumiblemente sentaría un precedente de que el Senado podría continuar un juicio político contra Trump.

Sin embargo, el informe de CRS también encontró una serie de casos en los que la renuncia de un funcionario llevó al final de un juicio político. La Cámara no realizó ninguna votación de acusación después de la renuncia de Nixon, a pesar de que el Comité Judicial de la Cámara ya había informado sobre los artículos de acusación a la cámara en general. Los procedimientos de acusación también terminaron tras las renuncias de tres jueces diferentes que fueron objeto de acusación.

Y, en general, los expertos legales tienen opiniones divididas al respecto. Algunos creen que el Congreso no puede continuar con el juicio político una vez que el presidente deje el cargo, otros creen que un juicio en el Senado puede continuar después de que el presidente deja el cargo siempre que la Cámara lo impugne antes de esa fecha, y otros creen que el juicio político está permitido en cualquier momento, incluso si el proceso no comienza hasta que el presidente deje el cargo.

Si el Senado elige seguir adelante con un juicio político después de que Trump deje el cargo, hay un precedente para que se vote sobre la descalificación para un cargo futuro. Sin embargo, esa votación suele tener lugar después de una votación para condenar y expulsar.

Cornell Law describe casos anteriores en los que el Senado votó para descalificar a alguien de su cargo después de haber votado a favor de la destitución. Históricamente, esta votación solo ha requerido una mayoría simple para ser aprobada, a diferencia de los dos tercios necesarios para la condena y la expulsión. Sin embargo, una votación de descalificación solo puede ocurrir después de una votación de condena, que como se indicó anteriormente, todavía requiere una mayoría de dos tercios para ser aprobada.

Si bien algunos citan la Acción de los ex presidentes como otro incentivo para continuar el juicio político después de que Trump deje el cargo, no importaría. 

La ley otorga a los ex presidentes una pensión anual, así como un presupuesto para viajes. Esa ley define específicamente a un “ex presidente” como una persona “cuyo servicio en dicho cargo habrá terminado por otra razón que no sea la destitución de conformidad con la sección 4 del artículo II de la Constitución de los Estados Unidos de América”. Eso se refiere a un juicio político que se lleva a cabo mientras el presidente está en el cargo y, por lo tanto, lo destituye del cargo.

Sin embargo, no está claro si una condena después de que un presidente ya dejó el cargo evitaría que dicho presidente reclamara los beneficios de dicha ley. La definición anterior dice específicamente que excluye a los presidentes que son “removidos” por un juicio político, algo que un juicio político tardío no haría.