x
Breaking News
More () »

Phoenix's Leading Local News: Weather, Traffic, Sports and more | Phoenix, Arizona | 12NEWS.com

Predicciones para la temporada de monzones en el 2020

Estamos experimentando temperaturas superiores a la media y así podrían continuar durante los meses de verano, expandiendo la sequía y afectando el norte de Arizona

ARIZONA, USA — ¡El monzón 2020 está a la vuelta de la esquina! 

Puede que se pregunte si este año será una repetición del “no tanto monzón en el 2019” o si veremos más tormentas este año.  

Los patrones climatológicos como El Niño, La Niña, una temporada activa de huracanes, la oscilación del ártico y la oscilación del atlántico norte pueden ayudar a los meteorólogos a predecir si ciertas partes del mundo tendrán una tendencia más cálida, más fría, más húmeda o más seca de lo normal en un año determinado.  

Podemos resumir los primeros seis meses del año con precipitaciones superiores al promedio durante el invierno y temperaturas más cálidas de lo normal en la primavera.

Pero, ¿pueden estos patrones climáticos que hemos visto en el 2020 ayudar a predecir si el monzón de este año será tormentoso o no?

Después de revisar más de 124 años de datos de monzones, podemos saber que El Niño, La Niña y los años activos de huracanes en el Pacífico son los la manera mas fuerte para determinar qué tipo de año de monzón veremos en Arizona este año.

¿Tener un invierno húmedo significa que tendremos un monzón más húmedo? 

En los 10 principales monzones más húmedos desde 1896, Phoenix vio entre 5.99 y 9.56 pulgadas de lluvia. La precipitación media del monzón es de 2.71 pulgadas.

No hubo correlación entre esas estaciones de monzones húmedos y cómo se veían esos inviernos. Los meses de invierno variaron de extremadamente seco en 1984 y 2014 a muy húmedo en 1955. Vimos 3.47 pulgadas de lluvia entre enero y marzo, que está por encima del promedio, sin embargo, esa estadística por sí sola no puede ayudarnos a determinar cómo se verá esta temporada de monzones. 

 Aquí hay algunos datos rápidos sobre el aumento de la temperatura: 

Nuestro primer día de 90 grados fue el 22 de abril y nuestro primer día de 100 grados fue el 26 de abril. ¡Esa separación de 4 días entre nuestro primer día de 90 y primeros 100 grados fue el tercer tiempo más corto entre esas marcas de temperatura que hemos visto en Phoenix! 

Hubo 5 días en abril en los que alcanzamos 100 o más y ese también fue el tercer mayor número de 100 que hemos visto en abril. Por lo general, Phoenix tiene su primer día de 110 grados hasta el 10 de junio, sin embargo, vimos nuestros primeros 110 el 29 de mayo, que es aproximadamente 2 semanas antes. 

¿Pueden las temperaturas de las aguas termales traducirse en una temporada de monzones más tormentosa?

Otros años en los que vimos temperaturas de primavera superiores a la media incluyen a los años: 1934, 1936, 1989, 1990, 1992, 2001 y 2017. Hubo poca correlación con la predicción de un monzón superior a la media en comparación con la media basada solo en una fuente de temperatura. En resumen, hay poca correlación con las temperaturas de primavera superiores a la media y la precipitación del monzón.

¿Qué tipo de temporada de monzones vemos típicamente cuando hay una fuerte presencia de El Niño o La Niña?

El Niño se clasifica como el calentamiento del agua del océano frente a las costas de Perú y Ecuador. ¡Este calentamiento tiene un impacto global en el clima del año! El Niño no solo genera precipitaciones superiores a la media para Arizona durante el invierno, sino que también existe una FUERTE correlación con la lluvia monzónica superior a la media en los años fuertes de El Niño. 

En los años 1926, 1958, 1966, 1972, 1982, 1992, 1998, 2014, 2015 fueron años FUERTES de El Niño y cada una de esas temporadas de monzones presentó precipitaciones por encima del promedio. Una temporada de monzones promedio produce 2.71 pulgadas de lluvia.

La Niña es el enfriamiento del agua del océano frente a las costas de Perú y Ecuador. La Niña tiene una correlación MODERADA con la precipitación del monzón por debajo del promedio. En los años 1973, 1976, 1988, 1989, 1999, 2000, 2007, 2010, 2011 fueron todos los años en los que hubo una FUERTE presencia de La Niña y cada una de esas estaciones del monzón se correlacionó con una precipitación por debajo del promedio. Hay un puñado de años en los que Phoenix todavía tuvo precipitaciones superiores al promedio en los años de La Niña (1974, 1976, 1998, 1999 y 2008), pero en general hay una correlación moderada para ver lluvias monzónicas por debajo del promedio.

¿Las temporadas de huracanes en el Atlántico o el Pacífico afectan nuestro monzón en Arizona? 

El 2020 será una temporada bastante movida de huracanes en el Atlántico con 13-19 tormentas con nombre proyectadas. Después de observar los grandes años de huracanes en el Atlántico en 1914, 1933, 1936, 1969, 1995, 2005, 2010, 2011, 2012, 2017, 2019, hubo poca o ninguna correlación sobre cómo eso impactó al monzón de Arizona. 

Existe una fuerte correlación con las temporadas de huracanes en el Pacífico superiores a la media y las estaciones de monzón más húmedas que las normales para Arizona. En los años 1992 y 2015 fueron dos años con una fuerte actividad de huracanes en el Pacífico y vimos 3.29 pulgadas de lluvia en 2015 y 4.28 pulgadas durante el monzón del año 1992. Durante los años de baja actividad récord del Pacífico en 2003 y 2010, tuvimos dos años monzónicos por debajo del promedio. La proyección para la temporada de huracanes del Pacífico en el 2020 está por debajo del promedio, lo que podría indicar un monzón por debajo del promedio este año.

¿Cual es la predicción para este 2020?


Dos de nuestros factores más fuertes para determinar nuestro monzón son El Niño y La Niña. Las temperaturas del mar son neutrales frente a la costa sudamericana y hay un 55% de posibilidades de que esto persista durante el verano. Como resultado, estos dos factores climáticos no pueden usarse para predecir cómo se verá el monzón 2020.

Los años en que vimos inviernos húmedos y aguas termales no dieron una fuerte correlación con un monzón húmedo vs. seco.

Nuestro sistema para predecir más fuerte para el monzón 2020 es que esperamos una temporada de huracanes en el Pacífico por debajo del promedio, que ha indicado temporadas de monzón por debajo del promedio en el pasado, pero tener un solo predictor fuerte no es suficiente.

Según la revisión de datos de los últimos 124 años y la comparación de años con inviernos húmedos y aguas termales, la predicción es que las temperaturas superiores a la media continúen durante los meses de verano y que la sequía se expanda y empeore en el norte de Arizona.

También será una temporada activa de incendios debido a la abundancia de combustible en el suelo después de nuestro invierno húmedo. 

No hay una fuerte correlación con los años con inviernos húmedos y aguas termales con la cantidad de precipitación que vemos durante el monzón. Por lo tanto, existe la misma posibilidad de ver precipitaciones por encima del promedio vs. por debajo del promedio.

Como no estamos en un año de El Niño o La Niña, carecemos de factores fuertes que nos ayuden a predecir la cantidad de precipitación posible en esta temporada del monzón.