PHOENIX — ADVERTENCIA: La siguiente historia y documentos de la corte continente detalles grotescos del supuesto asesinato de tres niños.

La policía de Phoenix dijo que la madre de los tres pequeños que encontraron muertos en su casa el lunes, admitió haberlos matado. Ella fue arrestada.

El martes, autoridades identificaron a la madre como Rachel Henry de 22 años. Fue encarcelada y enfrenta tres cargos de asesinato en primer grado. La policía dijo que Henry se había mudado recientemente a Arizona de Oklahoma.

Los niños fueron identificados por la policía de Phoenix el miércoles como Zane Henry de 3 años, Miraya Henry de un año y Catalaya Ríos de 7 meses.

'They're all God's angels now': Phoenix community mourns the loss of 3 children

En su aparición inicial en la corte, el fiscal dijo que Henry tenía un problema de adicción a las drogas y que anteriormente les habían quitado a los niños.

Se le pusó una fianza de $3 millones. 

Según documentos de la corte, la dueña de la casa y tía de los niños dijo que Henry tenía una adicción a la metanfetamina y que había tenido un comportamiento raro durante los últimos días.

En los documentos de la corte dice que la tía fue a recoger al papa de los niños al trabajo cuando Henry empezó a asfixiar a los niños uno por uno, empezando con la niña de un año.

El de 3 años vio que la madre sofocaba a la bebé, le gritó “no, y trato de golpearla para que se detuviera, según dicen los documentos.

Se reportó que Henry correteó al niño de 3 años hasta que la tía regresó a casa.

Después, Henry asfixió al niño y a la bebé de 7 meses uno por uno, cantándoles mientras los asfixiaba, de acuerdo a los documentos de la corte.

En los documentos dice que Henry después acostó a los niños en el sofá como si estuvieran tomando una siesta y no les dijo nada al papá ni a la tía de lo que había pasado.

Bomberos respondieron a lo que fue inicialmente una llamada de ahogamiento e intentaron medidas para salvarles la vida, pero los niños se declararon muertos en el lugar de los hechos.

Los niños fueron encontrados en la sala de la casa, cerca de la entrada.

“No tuvimos que buscar a los niños”, dijo la sargento Mercedes Fortune a los reporteros el martes.

Las autoridades dijeron inicialmente que no había señales obvias de trauma, pero los investigadores entrevistaron a la madre y padre de los niños para saber cómo habían muerto los niños.

Un familiar dijo a los agentes que los niños habían estado enfermos el lunes por la noche, según dijeron autoridades.

Grupos de bomberos que respondieron inicialmente a la escena fueron enviados a sus hogares para que descansaran debido a la situación traumática.  

La jefa de policía de Phoenix, Jeri Williams dijo que había dedicado una unidad para proveer apoyo a los agentes, despachadores y cualquier otro empleado que pudiera haber resultado afectado por casos como este, especialmente cuando involucra a niños.

“Hay cosas que no queremos ver y no podemos, pero al final del día, se trata de hacerles justicia a esos tres niños” dijo Williams.

“Treinta años atrás, después de ver algo asi hubiéramos seguido con el siguiente caso. Nos estamos dando cuenta que el trauma y todo lo que vemos diariamente tiene mucho pensó en los empelados, y es mi responsabilidad asegurarme que mis empleados entiendan eso”, agregó.

El abogado Hector Diaz dijo a 12 News que lo que sigue en el caso puede ser difícil ya que la policía de Phoenix dice que Henry confesó haber cometido el crimen.

“Lo hace difícil porque ahora tienes a una persona que con sus propias palabras esta confesando y admitiendo, ‘Esto es lo que hice’”, dijo Diaz.

Pero Diaz dice que la confesión de Henry a las autoridades no hace el caso así de fácil.

“La pregunta es, ¿hizo ella la confesión voluntariamente o fue algo más? ¿Se sintió obligada por la conducta de la policía? No hay nada que sugiera eso, pero es algo que buscas cuando defiendes en un caso, especialmente cuando hay alguna confesión: ¿fue la confesión hecha voluntariamente?” explica.

Diaz dijo que es muy probable que el fiscal se enfoque en el historial de abuso de drogas de Henry y el maltrato a sus hijos.

“Uno de los problemas a los que se va a enfrentar el abogado defensor es: ¿Puede esta persona representarse a sí mismo en su defensa o está bajo un problema mental?” dijo.

En Arizona, un consejero legal puede requerir una audiencia de salud mental esperando que le ayuda a determinar porque algo así pudo haber pasado.

“Se toma tiempo en términos de analizar su salud mental, revisar su historial, así que es una posibilidad. ¿Eso no quiere decir que no va a recibir su castigo? No, ella todavía es responsable, pero es diferente bajo esas reglas, son estatutos culpable-pero-demente”, dijo Diaz.

Díaz dijo que si ella si confeso el haber matado a sus niños, el siguiente paso para el fiscal es determinar las razones que tuvo para hacerlo.

“Porque pasó esto? Y parte de eso es permitir al condado que haga una determinación sobre si buscaran o no la pena de muerte”, dijo.

Para más contenido en español, visite 12News.com/espanol

Únase a nuestro grupo de Facebook 12 News en Español

Descargue la aplicación 12 News KPNX para recibir notificaciones en español:

iPhone: http://12ne.ws/iphone
Android:
http://12ne.ws/android