x
Breaking News
More () »

Enfermera deja trabajo por riesgos de salud en medio de escasez de equipos de protección

Escuchamos a varias enfermeras, técnicos de laboratorio y trabajadores de la salud de todo el Valle que expresan preocupaciones similares.

PHOENIX — Hombres y mujeres en el campo de la medicina trabajan las 24 horas para brindarles a los pacientes que tienen COVID-19 la mejor atención. Sin embargo, deben llevar sus días pensando en su propia seguridad personal y saber que existe escasez de equipos de protección personal o PPE.

Una enfermera del valle de nombre Hannah Borges, dijo que simplemente no podía arriesgarse. Ella dijo que sus frustraciones y temores la llevaron a dejar su trabajo.

“Sentí como si no estuvieran dispuestos a avanzar hacía el progreso y corregir la política, eso me dejaría desempleada”, admitió Borges.

Ella dijo que pasó toda su carrera de enfermería durante 14 años con Banner Health.

“Tampoco quería dejar atrás a mis colegas. Sentía que no podía comunicarme con la gente para decirles lo que estaba ocurriendo”, dijo Borges.

Recientemente, había estado trabajando con mujeres embarazadas en el hospital durante el parto. Ahí es donde le dijo al hospital que solo se se sentía del todo cómoda con PPE. 

RELACIONADO: COVID-19 riesgos y cambios para mujeres embarazadas

“Sentí que el enfoque era distinto, en lugar de hagamos todo lo que podamos, fue: ’Vamos a ajustarnos a como podamos'”, comentó Borges.

A medida que los hospitales del valle se preparan para una posible escasez, están tomando medidas más estrictas. En un correo electrónico a 12 News a principios de este mes, Banner Health hizo una declaración:

“Supervisamos de cerca lo que tenemos almacenado en cuestión de equipo y suministros y seguimos las pautas que mantienen seguros a los trabajadores de la salud”.

Sin embargo, Borges dijo que sentía que no era suficiente.

“Si volviera a trabajar, cuestionaría cual sería el suministro de equipo para nosotros “, dijo.

12 News escucha constantemente que varias enfermeras, técnicos de laboratorio y trabajadores de la salud de todo el Valle expresan preocupaciones similares.

Aunque han dicho que están preocupados, hablar en voz alta podría costarles.

“Creo que mucha gente está asustada y creo que han dejado en claro no hablar con la prensa”, dijo Borges.

Banner Health no hizo comentarios sobre el caso de Hannah específicamente. Pero en un correo electrónico la semana pasada, argumentó: “Tenemos un equipo centralizado que monitorea las preocupaciones de esta naturaleza y ningún miembro del equipo ha sido suspendido por esta situación”.

“Mi hermano estuvo con un respirador durante un mes y lo vi sufrir mucho”, dijo.

Antes de la crisis del COVID-19, su hermano murió de una enfermedad respiratoria. Borges dijo que simplemente no quería ponerse en mayor riesgo y espera que el poder hablar marque la diferencia.

“Todos los recursos deben usarse para combatir esto. Creo que esa es la única manera”, argumentó.

Ella planea volver a ejercer como enfermera algún día. Mientras tanto, Banner Health también declaró en un correo electrónico este mes que sus trabajadores de la salud son su recurso más valioso y están dedicados a mantenerlos saludables. 

OTRAS HISTORIAS:

1° de abril: Aquí lo que necesita saber sobre el brote del coronavirus en Arizona

FDA alerta a consumidores que dejen de usar productos Zantac, debido a posible riesgo de cáncer

La Casa Blanca proyecta de 100 mil a 240 mil muertes por el coronavirus si no se mantiene distanciamiento social

¿Desea ayudar a hospitales de Phoenix durante el brote del coronavirus? Aquí le decimos como

VERIFY: Debates reales sobre COVID-19 e ibuprofeno a medida que circulan publicaciones falsas en redes sociales

Banner Health abrirá 4 sitios para detección de COVID-19 en Arizona