x
Breaking News
More () »

Phoenix's Leading Local News: Weather, Traffic, Sports and more | Phoenix, Arizona | 12NEWS.com

Así votaron los representantes de Arizona al segundo proceso judicial para destituir a Trump

Por segunda vez, el presidente Trump enfrentará juicio para ser destituido por una votación de 232-197 de la Cámara Baja, 10 republicanos votaron con los demócratas.

ARIZONA, USA — El presidente Donald Trump ha sido acusado por segunda vez en una votación rápida en la Cámara, solo una semana después de que alentó a los leales a “pelear como el infierno” contra los resultados de las elecciones y luego una multitud de partidarios irrumpió en el Capitolio de Estados Unidos.

Trump se convierte en el único presidente de Estados Unidos acusado dos veces. En 2019 fue acusado por sus tratos con Ucrania, pero fue absuelto por el Senado en 2020. Esta vez, Trump enfrenta un solo cargo de “incitación a la insurrección”.

En la votación de juicio político de la Cámara del 2019, los cinco representantes demócratas de Arizona votaron a favor del juicio político mientras que los cuatro republicanos votaron en contra del juicio político. 

Esta vez los  nueve Representantes de Arizona votaron de la misma manera el miércoles. 

Tom O’Halleran (D-01) - SÍ

Ann Kirkpatrick (D-02) - SÍ

Raúl Grijalva (D-03) - SÍ

Paul Gosar (R-04) - NO

Andy Biggs (R-05) - NO

David Schweikert (R-06) -NO

Ruben Gallego (D-07) - SÍ 

Debbie Lesko (R-08) - NO

Greg Stanton (D-09) - SÍ

La votación final fue de 232-197 en la Cámara Baja, donde 10 republicanos votaron con los demócratas. 

La votación final fue de 232-197 en la Cámara Baja, donde 10 republicanos votaron con los demócratas.

Durante el debate antes de la votación, Nancy Pelosi, vocera de la Cámara Baja le pregunto a los republicanos y demócratas que “buscaran en lo más profundo de ellos”. Trump era el primer presidente estadounidense en ser llevado a juicio político para destituirlo dos veces.

Trump “debe irse”, dijo Pelosi. “Es peligro claro y presente para la nación que amamos”.

No parece que la destitución se llevara a cabo antes de la induración del presidente electo, Joe Biden el próximo 20 de enero. Un vocero del líder de la mayoría del senado, Mitch McConnel dijo que el líder republicano lo estará de acuerdo en reabrir el senado inmediatamente, resultando en que el juicio del senado de inicio no antes del 19 de enero.

De cualquier forma, McConnell no descartó condenar a Trump en un juicio. En una nota a sus colegas senadores republicanos justo antes de la votación de la Cámara Baja, dijo que estaba indeciso.

“Mientras que la prensa esta llena de especulaciones, yo no he tomado una decisión final aun en como votaré y pretendo escuchar los argumentos legales cuando se presenten ante el senado”, escribió McConnell.

El sorprendente colapso de los últimos días de Trump en el cargo, contra las alarmantes advertencias de más violencia por parte de sus seguidores, deja a la nación en una coyuntura incómoda y desconocida antes de que el demócrata Joe Biden tome posesión el 20 de enero.

La resolución de juicio político de cuatro páginas se basa en la propia retórica incendiaria de Trump y las falsedades que difundió sobre la victoria electoral de Biden, incluso en un mitin en la Casa Blanca el día del ataque del 6 de enero al Capitolio, para construir su caso por delitos graves y faltas como exige la Constitución. 

Trump no asumió ninguna responsabilidad por el motín, sugiriendo que fue el impulso para derrocarlo en lugar de sus acciones en torno al sangriento motín que estaba dividiendo al país.

“Continuar por este camino, creo que está causando un peligro tremendo a nuestro país y está causando una ira tremenda”, dijo Trump el martes, sus primeras declaraciones a los periodistas desde la violencia de la semana pasada.

Un oficial de policía del Capitolio murió a causa de las heridas sufridas en los disturbios y la policía disparó y mató a una mujer durante el asedio. Otras tres personas murieron en lo que las autoridades dijeron que fueron emergencias médicas. Los legisladores tuvieron que luchar por su seguridad y esconderse cuando los alborotadores tomaron el control del Capitolio, retrasando horas el recuento de votos del Colegio Electoral que fue el último paso para finalizar la victoria de Biden.

El presidente saliente no ofreció condolencias por los muertos o heridos, solo dijo: “No quiero violencia”.

Al menos cinco legisladores republicanos, incluida la líder republicana de la Cámara de Representantes, Liz Cheney, de Wyoming, no se dejaron convencer por la lógica del presidente.Los republicanos anunciaron antes de los procedimientos del miércoles que votarían para acusar a Trump, dividiendo al liderazgo republicano y al partido mismo.

“El presidente de los Estados Unidos convocó a esta turba, y encendió la llama de este ataque”, dijo Cheney en un comunicado. “Nunca ha habido una traición más grande por parte de un presidente de los Estados Unidos a su cargo y su juramento a la Constitución”, agregó.

Se dice que el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, está enojado con Trump, y no está claro cómo se desarrollaría un juicio político en el Senado. The New York Times informó que McConnell cree que Trump cometió un delito procesable y se alegra de que los demócratas actúen en su contra. Citando a personas no identificadas familiarizadas con el pensamiento de McConnell, el Times informó que McConnell cree que actuar en contra de Trump ayudará al Partido Republicano a forjar un futuro independiente del divisivo y caótico presidente. 

Se dijo que el presidente estaba furioso por la deslealtad percibida por parte de McConnell y Cheney, a medida que aumentaban los pedidos de su destitución. También estaba profundamente frustrado por no poder devolver el golpe en su cuenta de Twitter ya cerrada, cuyo miedo ha mantenido a la mayoría de los republicanos a raya durante años, según funcionarios de la Casa Blanca y republicanos cercanos al ala oeste que no estaban autorizados a hablar en público. sobre conversaciones privadas.

Si bien algunos han cuestionado la destitución del presidente tan cerca del final de su mandato, existe un precedente. En 1876, durante la administración de Ulysses Grant, la Cámara acusó al secretario de Guerra William Belknap el día que renunció, y el Senado convocó un juicio meses después. Fue absuelto.