La misión de rescate de Phoenix es una organización que ha ayudado a incontables familias y personas necesitadas en Phoenix.

Por poco más de un año, la organización ha tenido planes de extender sus instalaciones al suroeste de Phoenix.

"Sólo queremos expandir la cantidad de personas que podemos servir en la comunidad," dijo Jussane Carrera, coordinadora de conexiones comunitarias de la misión de rescate de Phoenix.

Recientemente, la organización dijo que la ciudad de Phoenix aprobó la expansión de sus instalaciones del programa de transformación.

El grupo dijo que necesita el voto de la comunidad para agregar más camas para proporcionar a más personas sin hogar una vivienda segura y limpia con servicios de recuperación a largo plazo.

"Estamos volviendo con [otra] apelación porque no tenemos la aprobación de instalar más camas poder ayudar más personas", dijo carrera.

La organización dijo que creen que la comunidad hispana y latina en el área podría ser la clave para ayudar a la misión para que la cuidad de Phoenix apruebe las camas adicionales.

"Esta comunidad es predominantemente hispana y por lo tanto, queremos dirigir este mensaje a nuestros vecinos, que son ellos," dijo Carrera.

La misión tiene una petición para que la comunidad firme con la esperanza de cambiar más vidas, pero algunos no están de acuerdo en la adición de camas.

"Queremos garantías de la misión de rescate de Phoenix y la ciudad de Phoenix, que si este número de camas aumenta, que habrá medidas y serios intentos para asegurarse de que sigue siendo un campus cerrado y sólo una rehabilitación," dijo Kimberly Owens miembra de la familia del negocio PCI recarga.

Una audiencia de zonificación está programada el 28 de junio a través de la junta de ajuste de la ciudad de Phoenix, donde podrían tomar una decisión con respecto a la aprobación de camas adicionales en el edificio.

Jussane sugiere que la comunidad se informe de la importancia del apoyo de los hispanos y como podrían impactar positivamente la decisión de estas camas adicionales.

Ella agregó que la misión no sólo sirve a personas sin hogar o adictas a las drogas, sino a familias trabajadoras que viven en la pobreza y necesitan una mano de ayuda.