Vestido de negro, encapuchado, parte de la cara cubierta y arrojando una bomba de humo así entró el atacante de la balacera en un bar al sur de California donde mató a 12 personas el miércoles por la noche y al parecer, después se suicidó.

El tiroteo occurió en el bar Borderline, lugar popular entre universitarios, ubicado en Thousand Oaks, California. El incidente dejó 13 personas muertas, incluyendo un oficial del departamento del alguacil y al pistolero.

El pistolero, identificado como Ian David Long, fue encontrado muerto dentro del bar cuando el equipo de tácticas especiales (SWAT por sus siglas en inglés) logró entrar el edificio. Se cree que el atacante se suicidó pero el caso sigue bajo investigación, según las autoridades.

Long es un veterano de la Marina de 28 años, a quien le atribuyen estrés postraumático debido a su servicio en la marina.

Testigos dijeron que Long tiró una bomba de humo y empezó a disparar su arma de calibre .45. Su arma cargaba 10 municiones, pero le agregó un cargador extra que le permitió incluir más municiones de que está permito en el estado de California.

Matt Wennerstrom, quien estaba en el bar, usó un banco para quebrar una ventana por donde escapó y calcula que otras 30 a 35 personas lograron escapar por la ventana.

Otro testigo dijo que salió por una puerta que daba a un área para fumar y saco a varias personas con él.

El Sargento de la Oficina del Alguacil de Ventura, Ron Helus fue baleado varias veces cuando entró al bar para enfrentar al atacante. Helus murió en el hospital.

El alguacil Geoff Dean, también amigo del fallecido, dijo que Helus iba a juvilarse después de 29 años en el servicio. Le sobreviven su esposa y un hijo.

Autoridades dijeron que Long fue encontrado muerto dentro del bar cuando el equipo de tácticas especiales (SWAT por sus siglas en inglés) logró entrar. Se cree que el atacante se suicidó, pero esto todavía está bajo investigación.

El presidente Donald Trump se pronunció por medio de su cuenta de Twitter agradeciendo la rápida respuesta de las autoridades en la escena, mencionó que Helus murió en el hospital y mencionando a las víctimas y sus familias. El presidente ordeno que las banderas ondeen a media asta en honor a las víctimas. 

Aún se desconoce el motivo del ataque.