Joven guatemalteco obtiene asilo en Estados Unidos, empieza una nueva vida en Arizona

Santos was a Central American refugee who sought political asylum and became a legal resident.

Un joven guatemalteco que cruzó la frontera en el 2014, recientemente recibió por parte del Departamento de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos una aprobación de asilo político.

Es uno de los miles de jóvenes centroamericanos que entraron al país ilegalmente durante la ola de cruces fronterizos que empezó en el 2014 y continuó hasta el año pasado. Niños y jóvenes, en su mayoría hombres, se encontraban solos y se entregaban a la patrulla fronteriza después de entrar al país. 

Estoy contento porque tengo un trabajo y puedo lograr lo que quiera”, dijo Santos Martinez quien tiene ya 18 años.

Ramírez solicitó asilo político con el apoyo de un abogado de inmigración poco después de haber llegado a este país. Dice haber sido víctima de violencia domestica porque su padre era abusivo y lo forzaba a trabajar en lugar de permitirle asistir a la escuela. 

“El caso de Ramírez es prueba de que el sistema generalmente funciona”, dijo Monica Sud-Devaraj, la abogada del joven. 

Pero puede que Ramírez sea la excepción a la regla. 

El obtuvo “asilo derivado” basado en el hecho de que su hermano ya se encontraba en Estados Unidos después de que le habían aprobado asilo.
 
Desde el 2014, muchas ciudades han desarrollado o extendido los albergues para los menores. Se cree que los niños se encuentran por todo el país en casa de familiares o en hogares temporales. Un defensor de jóvenes migrantes dice que muchos de ellos nunca obtienen consejería legal apropiada y sus casos terminan desechados o se mudan de estado. 

“Hemos visto una cantidad muy pequeña de personan que se benefician del proceso”, dijo Rubén Reyes, abogado y miembro de la Asociación de Abogados de Inmigración de América. “Es una estadística comprobada de que quienes cuentan con un abogado que los guíe por el proceso de su defensa, pudieron presentar sus intereses y ganar sus casos”.

El siguiente paso para Ramírez será solicitar residencia permanente. Él dice que le gustaría obtener su diploma de preparatoria o el certificado de constancia de estudios equivalentes de preparatoria, pero actualmente no asiste a la escuela. 

El joven reconoce que muchos estadounidenses no están de acuerdo con políticas que permiten la estadía a quienes cruzan ilegalmente la frontera, así como el. 

Tiene un mensaje para la comunidad. 

"Gracias por darme la oportunidad de permanecer aquí, de empezar una nueva vida y por no forzarme a regresar a mi país, donde sería maltratado”, finalizó. 

© 2017 KPNX-TV


JOIN THE CONVERSATION

To find out more about Facebook commenting please read the
Conversation Guidelines and FAQs

Leave a Comment