PHOENIX – Juan Manuel Montes de 23 años ha sido titular de las noticias recientemente después de ser deportado aun teniendo vigente su protección de acción diferida.

Montes ha tenido una gran manifestación de debido a que estaba bajo la protección de DACA.

Eso nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Tienen alguna garantía de no ser deportados los estudiantes protegidos por DACA? La respuesta es no.

La razón es porque, al igual que otros inmigrantes que negocian su estadía en el país con el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas, generalmente con la ayuda de un abogado, estudiantes de DACA tienen que cumplir con ciertos requisitos.

“Un componente de carácter moral es que no pueden ser condenado de un delito menor significante”, dijo Nic Suriel, abogado de inmigración de Phoenix.

Agentes del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza dijeron que Montes tenía una condena por robo.

Sus abogados están de acuerdo, y esto puede costarle que no lo dejen regresar a Estados Unidos.

El otro lado de la moneda es que una parada rutinaria es un ejemplo de situación que no terminaría en una deportación para estudiantes de DACA.

“Pero, cuando se cruza una línea, como conducir intoxicado, es una ofensa criminal, explicó Suriel.

DACA también tiene ciertas limitaciones de viajar, al menos de que cumplan con ciertos requisitos.

“Negocios, educación o por humanidad, la cual es una amplia categoría”, dijo Suriel. “Tienes que tener un comprobante médico de que tu mama está enferma en México y que quieres ir a verla”.

El Departamento de Seguridad Nacional muestra que 43 estudiantes que habían sido protegidos por DACA, fueron deportados durante el primer mes que Donald Trump asumiera la presidencia.

En comparación con los 365 deportados que habían tenido DACA durante los dos periodos de Obama en la presidencia, con un promedio de siete personas deportadas al mes.

Así que el miedo de los estudiantes de DACA es justificado.

“Aquí en ASU, vimos la necesidad de formar un club para asegurarnos de que los estudiantes de DACA estén protegidos”, dijo Edder Diaz Martinez.

Diaz es un estudiante de ASU, co-fundador del grupo Estudiantes Indocumentados por una Educación Justa (Undocummented Students for Education Equity, USEE)

Teme que los sacrificios que su madre hizo por traerlo desde la Ciudad de México a Phoenix, no valgan la pena si alguno de los dos fuera deportado.

“Oportunidades económica, la capacidad de capitalizar”, explicó. “Realmente fue por sus hijos: una mejor educación y que tuviéramos un mejor estilo de vida”.