PHOENIX -Mantenga su mirada hacia el cielo y sus ojos muy abiertos para deleitarse con la “super luna de sangre azul”.

De acuerdo con la NASA, la luna llena de diciembre inició una “trilogía de la superluna”, de la cual no querrá perderse la última parte.

Primero lo primero, y justo el primero de enero vimos la primera superluna del 2018.

Seguida por la extra especial superluna el 31 de enero. La NASA dice que la superluna será una luna azul y que también ocurrirá un total eclipse lunar.

No, eso no la convertirá en una luna morada. El término de luna azul se le atribuye cuando hay dos lunas llenas dentro del mismo mes, el nombre no tiene nada que ver con el color. Hay una luna azul cada 2.7 años, según Space.com.

Durante el eclipse lunar, la luna se mueve a través de la sombra de la tierra. Así que la única luz que le da a la luna es el reflejo de la atmosfera del planeta tierra.

El mismo mecanismo (Rayleigh scattering) que hace que hace al cielo azul y nos da tonalidades rojas en los amaneceres o atardeceres, le da el color rojo a la luna durante el eclipse lunar. En ese momento se irradiarán visibles ondas de luces, mientras que las ondas de luces rojas se dispersarán mucho menos por las moléculas atmosféricas.

Así que mientras la luz del sol haga su recorrido por la atmosfera del planeta tierra hacia la superficie lunar, la luna obtendrá una tonalidad rojiza, adquiriendo el nombre de luna de sangre o luna roja.

Con más que suficiente de tecnicidades, sigamos con el cómo y dónde se puede disfrutar este fenómeno.

En Arizona, tendremos que levantarnos temprano para poder ver la super luna de sangre azul.

La luna estará llena en su totalidad a las 5:51 a.m. y será eclipsada en su totalidad a las 6:30 a.m. según el U.S. Naval Observatory Astronomical Applications Department.

Si la ve y decide tomarle fotografías, no deje de compartirlas con nosotros usando el #BeOn12 en Facebook, Twitter e Instagram. También nos las puede hacer llegar por medio del correo electrónico pictures@12news.com.